APLICACIÓN EN EL SUELO


Los microorganismos del suelo movilizan importantes elementos biogénicos para las plantas, provenientes de formas orgánicas y minerales, y liberan o excretan diversas vitaminas y antibióticos al medio ambiente, así como sustancias activas (estimulantes). De este modo, la vida microbiana presente en el suelo determina toda la gama de procesos decisorios concretos de carácter fisicoquímico que influyen en la nutrición de las raíces de las plantas. Las bacterias del suelo afectan significativamente a la productividad total del suelo y a la calidad de la producción vegetal. Liberan nitrógeno, aportan nutrientes de difícil acceso, tales como el fósforo, participan en la mineralización de sustancias orgánicas, y aceleran la descomposición de residuos vegetales, es decir, de la materia orgánica primaria del suelo, lo cual afecta al proceso de formación del suelo y a sus propiedades.

Gracias a su composición, los preparados bacterianos AZOTER renuevan la vida microbiana del suelo, lo cual aumenta su fertilidad y productividad con el consiguiente impacto positivo en la calidad de la producción. Los fertilizantes bacterianos AZOTER contienen tres clases de cepas bacterianas presentes en la fijación asimbiótica del nitrógeno, refuerzan los procesos de descomposición de materia orgánica en el suelo y facilitan el acceso de elementos macrobiogénicos fundamentales, especialmente el fósforo presente en el suelo en forma no lábil. Debido a la alta concentración de bacterias en el fertilizante AZOTER, la cantidad de microflora bacteriana del suelo aumenta significativamente tras la aplicación del producto. AZOTER contiene Azotobacter chroococcum y Azospirillum brasilense, dos cepas bacterianas involucradas en la fijación asimbiótica del nitrógeno del aire y su accesibilidad para la planta; Por otra parte, la cepa Bacillus megaterium interviene en la accesibilidad del fósforo.

Azoter im Boden

N

60-80 kg

en condiciones óptimas 100 - 150 kg

Fijación del nitrógeno atmosférico

El nitrógeno es uno de los elementos macrobiogénicos básicos y constituye el motor del crecimiento. Las reservas de nitrógeno en los suelos dependen directamente de las reservas de humus. Como las rocas están prácticamente libres de nitrógeno, el enriquecimiento del suelo de este elemento está asociado a la acumulación biológica de nitrógeno atmosférico libre. La atmósfera es una fuente rica en nitrógeno (el contenido de nitrógeno se encuentra al 78,09 % del volumen) que para 1 hectárea se convierte en 75 000 toneladas de N2, aunque el fuerte enlace triple entre átomos de nitrógeno resulta problemático para que la planta pueda absorberlo y metabolizarlo. Los microorganismos son capaces de romper este fuerte enlace triple mediante sus sistemas enzimáticos. Ha sido posible aumentar la eficiencia de la fijación de nitrógeno del aire gracias a la cuidada selección de aquellas bacterias adecuadas no solo para la eficaz fijación asimbiótica del nitrógeno, sino también por su capacidad de propagación intensiva una vez aplicado al suelo con el consiguiente y significativo aumento de nitrógeno accesible presente en el suelo. Los fertilizantes bacterianos AZOTER contienen cepas de bacterias asimbióticas (Azotobacter chroococcum y Azospirillum brasilense) altamente eficaces en su capacidad de síntesis (fijación) de altas cantidades de nitrógeno durante la época de crecimiento de los cultivos. La cantidad de nitrógeno incorporado aceptable para las plantas oscila entre los 60 y 80 kg, las condiciones óptimas son de 100-150 kg N ha-1, lo cual reduce el consumo de fertilizantes de nitrógeno típicos aproximadamente a la mitad y, en última instancia, mejora en gran medida la rentabilidad de cultivo.

P

30-40 kg

en condiciones óptimas 60 - 80 kg

Accesibilidad del fósforo desde formas no lábiles

Debido a la naturaleza predominantemente mineral de nuestros suelos, el contenido total de fósforo en suelo eslovaco en comparación con el contenido de N, K, Ca y Mg (Pt = 0,03 - 0,2 %) es menor y está compuesto de partes orgánicas e inorgánicas, con predominancia de compuestos inorgánicos de fósforo (25 – 98 %) sobre fósforo orgánico (2-75 %). La mayor parte del fósforo presente en el suelo (92-99 %) no es viable para las plantas. Los cultivos solo disponen para su crecimiento del 1 % al 8 % de la cantidad total. La propagación del fósforo al suelo en forma soluble también se lleva a cabo biológicamente. Una actividad bioquímica adecuada de la microflora del suelo afecta positivamente a la liberación de fósforo a partir de compuestos poco solubles. La bacteria Bacillus megaterium libera el fósforo fijado, convierte el fosfato tricálcico presente en fosfato dicálcico y, de este modo, libera compuestos de fósforo a los cultivos. La cantidad de fósforo liberado corresponde al final del período de crecimiento a aprox. 30-40 kg de fósforo en nutrientes puros y en condiciones óptimas puede alcanzar los 60-80 kg.

K

30-40 kg

Movilización de potasio y aceleración de la descomposición de residuos de cultivo

Gracias a la aplicación de AZOTER en combinación con la celulosa presente, aumentará la cantidad de bacterias en la descomposición de residuos de cultivo. Dichas bacterias aceleran el proceso de descomposición de la materia orgánica del suelo y los residuos de cultivo. La rápida descomposición y mineralización de la materia orgánica del suelo está sujeta a la intervención simultánea de diversos grupos de microorganismos (por ejemplo, bacterias celulolíticas y bacterias del género Azotobacter). En dicho procedimiento, la actividad de los microorganismos conduce a la movilización - liberación de potasio de los compuestos orgánicos poco solubles de volverlo accesible para las plantas, la siguiente cantidad de potasio liberado es de unos 30-40 kg de nutrientes puros. El uso de AZOTER en la aceleración de los procesos de degradación de los residuos de cultivo (paja, canola, colza o maíz) es importante debido a la gran cantidad de residuos de tipo lignoceluloso con una alta concentración C: N que quedan en los campos una vez cosechados. Si dicha concentración no varía, puede inhibir la germinación de las semillas sembradas y facilitar la aparición diversas especies de hongos que infecten a las plantas en las primeras etapas de crecimiento y, por lo tanto, pongan en riesgo la salud de los cultivos con el consiguiente impacto negativo en la cosecha.

AUMENTAMOS LA PRODUCTIVIDAD AGRÍCOLA Y PROTEGEMOS EL MEDIO AMBIENTE

Beneficios de usar AZOTER:

  • reduce el consumo de fertilizantes nitrogenados convencionales aprox. a la mitad, ya que fija el nitrógeno molecular atmosférico - la cantidad de nitrógeno incorporado y aprovechable por las plantas oscila entre los 60 y 80 kg, en condiciones óptimas asciende a 100-150 kg N ha-1 (la cantidad de nitrógeno atmosférico por 1 ha es de 75 000 t)
  • aumenta la utilidad de la nutrición mineral aplicada y las reservas de nutrientes existentes en el suelo
  • en comparación con otros preparados bacterianos, contiene la densidad absoluta más alta de bacterias vitales, es decir, 4.109 gérmenes por 1 ml de fertilizante
  • mejora las propiedades biológicas del suelo al tiempo que restablece su diversidad microbiana
  • incrementa la cantidad de fósforo disponible para las plantas a partir de compuestos insolubles. La cantidad de fósforo liberado corresponde a 30-40 kg P.ha-1, y en condiciones asciende a 60-80 kg de fósforo
  • apoya el proceso de descomposición de residuos de cultivo, paja y materia orgánica en el suelo, lo que causa un incremento gradual de la fertilidad del suelo y crea un lecho de siembra adecuado
  • acelera la liberación de nutrientes y la descomposición de los digestatos aplicados
  • actúa sinérgicamente con el fin de mejorar la eficacia de la aplicación simultánea de fertilizantes orgánicos (estiércol, estiércol líquido, purines y abono verde)
  • influye positivamente en las propiedades estructurales y en la textura granulosa del suelo
  • mejora el régimen de humedad y la temperatura del suelo, lo que en última instancia tiene un efecto beneficioso sobre la incorporación de los nutrientes del suelo
  • "las bacterias contenidas en AZOTER actúan de forma neutra. El entorno en el que se asientan se va regulando gradualmente hasta lograr la neutralización del suelo"
  • elimina del suelo las esporas de Sclerotinia y cepas de hongos causantes de fusariosis
  • destruye eficazmente el foco de infección y reduce el riesgo de transmisión de enfermedades a los cultivos
  • mejora la salud de las plantas al reforzar su mecanismo de defensa
  • incrementa la cantidad y calidad de la producción (reducción de micotoxinas y nitratos)
  • influye positivamente en la rentabilidad global del sistema de cultivo
  • apto para uso en agricultura ecológica